Ester Isel firmando ejemplares de "Nostalgia sin ti": Foto cedida por Ester Isel.

Ester Isel: «Poder abrazar a las personas que te leen tiene un valor incalculable»

Nostalgia sin ti es una historia de amor dentro del contexto del deporte más bello del mundo: la gimnasia rítmica

Isabel Arroyo Sauces

Ester Isel: Foto cedida por Ester Isel.

Ester Isel: Foto cedida por Ester Isel.

Lilia, una gimnasta de élite con la cabeza puesta en los Juegos Olímpicos que se ve obligada a retirarse por una lesión en la pierna. Troye, un adolescente rebelde que ha pasado ya por muchas casas de acogida y recala en una familia estándar que lo quiere y lo comprende. Ambos coinciden en un faro y se enamoran. Así se podría resumir el argumento de Nostalgia sin ti, una declaración de amor en toda regla hacia la gimnasia rítmica.

Nostalgia sin ti es la historia de amor de una gimnasta de élite y un adolescente que vive en una casa de acogida

Su autora, Ester Isel, sabe de primera mano lo que es estar completamente enamorada de la gimnasia rítmica. En las redes sociales es conocida como @esteruss, en donde comparte noticias de gimnasia rítmica, gimnasia artística, natación sincronizada y patinaje. Muy amablemente, atiende a Ravelo para contar sus vivencias tanto de gimnasta como de escritora.

Ejemplares de "Nostalgia sin ti" entre maillots: Foto cedida por Ester Isel.

Ejemplares de «Nostalgia sin ti» entre maillots: Foto cedida por Ester Isel.

Pregunta: Lo primero que llama la atención del libro es su estructura: Pasado y presente y escrito en primera persona tanto por Lilia como por Troye. ¿Cómo se te ocurrió hacerlo de esta manera?

RespuestaQuería que fuera una novela con pinceladas románticas, pero, sobre todo, me apetecía profundizar en las luces y sombras a las que se enfrenta cualquier deportista de élite, desde el entrenamiento, los sacrificios diarios y las medallas, hasta ese periodo en el que el interés público decae, los focos se apagan y deben enfrentarse a un presente que pausaron para luchar por sus sueños. La primera persona, que es el narrador habitual que utilizo en todas mis novelas, me permitía conectar más con cada personaje, sus emociones, pensamientos y miedos, mientras que la estructura de dos líneas temporales acompañaba a Lilia y a Troye en sus respectivos viajes de crecimiento personal.

«La primera persona es el narrador habitual que utilizo en todas mis novelas. Me permite conectar más con cada personaje»

La idea de escribir una historia centrada en la rítmica surgió tras los Juegos Olímpicos de Río 2016, cuando redacté un post para mi blog en el que reflexionaba sobre la generación de gimnastas que planeaban colgar las punteras y lo que ello supondría en sus vidas. Esa publicación marcó el tono del manuscrito y me dio pistas de cómo enfocar, por ejemplo, los consejos que Eva le escribe a Lilia en forma de carta. Me hacía ilusión imaginar a gimnastas leyendo esas palabras antes o después de su retirada, y poder arroparlas en el punto y final de sus carreras que, en realidad, solo es un nuevo comienzo.

Aleksandra Soldátova con la pelota: EFE.

Aleksandra Soldátova con la pelota: EFE.

P: Nostalgia sin ti es una historia de amor dentro del contexto de la gimnasia rítmica. En tu opinión, ¿a qué se parece más el mundo de las gimnastas de élite: a las relaciones románticas o a las de amor-odio?

Anna Rizatdinova confesó haber odiado las jornadas interminables previas a Río 2016

R: Creo que toda gimnasta experimenta un amor incondicional por la gimnasia y el punto de partida es esa fijación por un deporte tan bello y sacrificado como la rítmica. Si centramos el foco en deportistas de élite, hay historias muy variadas. Aleksandra Soldatova, una de las grandes en la que me inspiré para crear a Lilia, hizo públicos los problemas con la alimentación que batalló en su época en activo y la rivalidad que se generaba entre algunas chicas que entrenaban junto a ella en Novogorsk. Anna Rizatdinova confesó haber odiado las jornadas interminables previas a Río 2016.

«Me gusta pensar que lo que mueve a las personas en el ámbito del deporte y fuera de él siempre nace del amor»

Muchas de ellas han soportado lesiones, derrotas, ansiedad y han sufrido al no ver reflejado su trabajo en las notas. Es natural atravesar momentos de duda en los que deseas tirar la toalla, pero me gusta pensar que lo que mueve a las personas en el ámbito del deporte y fuera de él siempre nace del amor.

Todos los libros de Ester Isel: Foto cedida por Ester Isel.

Todos los libros de Ester Isel: Foto cedida por Ester Isel.

P: A la hora de crear el personaje de Troye, ¿te ha venido a la mente alguna comparación del sacrificio que supone ser gimnasta de élite con el pasado tan difícil que ha tenido este chico?

RCon Troye pretendía crear un contraste entre la mentalidad de las personas que crecen bajo una disciplina exigente y aquellos que no tienen su futuro tan claro desde el inicio. La manera en la que unos ojos externos al deporte ven a Lilia ayuda a que sus sacrificios cobren mucho más valor. Ella planifica cada segundo de la jornada para ser productiva y alcanzar su meta de llegar a unos Juegos Olímpicos. No se permite los lujos que cualquier adolescente daría por sentados, como asistir a un cumpleaños o tomarse libre el fin de semana. Entrar en la selección nacional, mejorar su palmarés y luchar por la medalla olímpica se convierten en su obsesión. Él, en cambio, se conforma con encontrar su lugar en un pueblo pequeño, junto a la familia que lo recibe con los brazos abiertos después de pasar por muchas casas de acogida.

Yana Kudryastseva, Aleksandra Soldátova y Margarita Mamun siempre han hecho muy buenas migas juntas: YouTube.

Yana Kudryastseva, Aleksandra Soldátova y Margarita Mamun siempre han hecho muy buenas migas juntas: YouTube.

P: Hay muy buena relación entre Lilia y Eva a pesar de la rivalidad en el tapiz. ¿Eso existe en realidad o solamente es una utopía?

R: Existe, sin duda. Si regresamos a esa temporada olímpica de 2016 que comentaba anteriormente, vimos un ejemplo de compañerismo y amistad en Kudryavtseva, Mamun y Soldaátova. Y no ocurre solamente entre gimnastas del mismo país, en redes sociales se muestra el apoyo entre todas ellas. En la actualidad tenemos como referentes a Harnasko y Salos, o a Kaleyn y Nikolova. Para entrenar ocho y nueve horas al día, lejos de tu familia, necesitas apoyarte en alguien. ¿Qué mejor que aferrarte a la persona que tienes al lado y está pasando por lo mismo?

Ester Isel firmando ejemplares de "Nostalgia sin ti": Foto cedida por Ester Isel.

Ester Isel firmando ejemplares de «Nostalgia sin ti»: Foto cedida por Ester Isel.

P: ¿Qué llena más: la satisfacción de haber escrito un libro o la de haber completado bien un ejercicio en una competición?

«Cada párrafo de la historia de Lilia está dedicado a ellas (las gimnastas)»

R: Si respondo con el corazón, lo que más me emociona es el recuerdo de las gimnastas que he podido conocer en las firmas de Sant Jordi y en la Feria del Libro de Madrid. Hacen que sienta que las palabras que escribí años atrás siguen vivas. Cuando alguien menciona Nostalgia sin ti, me viene a la cabeza una gimnasta que se acercó con la novela tras una competición, vestida con el chándal y el moño. Escribir es algo muy solitario, pasas muchas horas navegando entre lo que llevas dentro y quieres plasmar, escarbando, y poder abrazar a las personas que te leen tiene un valor incalculable. En especial si son gimnastas, porque cada párrafo de la historia de Lilia está dedicado a ellas.

Yana Kudryatseva se retiró porque su pierna ya no aguantaba más operaciones: RF.

Yana Kudryatseva se retiró porque su pierna ya no aguantaba más operaciones: RF.

P: ¿Cuánto tarda más o menos en desaparecer el duelo tras la retirada?

«Es complicado encontrar el pico de adrenalina que te aportaba el deporte»

R: Depende de cada caso, por supuesto. Para algunos deportistas empieza incluso antes de la retirada, mientras siguen en activo y planean su despedida. Otros tardan meses en asimilarlo, ya sea porque no han elegido dar ese paso o porque se cobijan en la negación. Es complicado encontrar el pico de adrenalina que te aportaba el deporte. Lo ideal sería contar con el asesoramiento de profesionales que acompañasen al atleta a lo largo de su carrera para que el paso se diera de modo gradual. Ayuda continuar con los estudios, rodearte de personas que te quieren bien y tener una visión de futuro que no se ciña únicamente a la gimnasia. Los mecanismos de cada uno son muy diversos. En lo que todos coincidimos es en que nunca se abandona el deporte por completo. Las enseñanzas prevalecen, te ayudan a superar nuevos obstáculos y se quedan contigo.

"Nostalgia sin ti" sobre el tapiz junto con fotos, unas mazas, un maillot, una cinta y una pelota: Foto cedida por Ester Isel.

«Nostalgia sin ti» sobre el tapiz junto con fotos, unas mazas, un maillot, una cinta y una pelota: Foto cedida por Ester Isel.

P: ¿Qué es lo mejor que le puede aportar la gimnasia rítmica a una persona en su vida?

R: Infinidad de herramientas que pueden trasladarse a la vida diaria. Para empezar, valores como la disciplina, la perseverancia, la tenacidad y el esfuerzo. Y también amistades, una red de apoyo de personas que experimentan algo similar. Las entrenadoras y compañeras se convierten en familia.

«La rítmica te acompaña siempre, en un pabellón y fuera de él»

La rítmica te acompaña siempre, en un pabellón y fuera de él, ante cualquier decisión o reto al que te enfrentes. Recuerdo un fragmento del prólogo de Nostalgia sin ti en el que se menciona algo parecido: «Se es gimnasta toda la vida y en todos los ámbitos: al estudiar, al cuidarte y al repetir las cosas hasta rozar la perfección, como hacías con tus ejercicios […]. El ADN de una gimnasta está en su carácter y en la manera de afrontar el día a día, en cómo logra reinventarse cuando el cuerpo dice basta». La gimnasia rítmica puede ser moraleja e historia de amor al mismo tiempo, igual que lo sintió Lilia y, ojalá, muchas gimnastas a las que lleguen estas palabras.

@ravelodeporte

No hay comentarios

Publicar un comentario