Vinicius, desolado en Mestalla, víctima del racismo: AFP.

Vinicius, estamos contigo

Isabel Arroyo Sauces

Vinicius, desolado en Mestalla, víctima del racismo: AFP.

Vinicius, desolado en Mestalla, víctima del racismo: AFP.

Querido Vinicius:

Una vez más, tuvo que pasar. Dicen que tontos hay en todos lados y no sé cómo te las apañas para encontrarte siempre alguno en todas las aficiones rivales. Te has quejado de ser víctima del racismo y de que los mandamás no han hecho nada para evitarlo. Siempre será más cómodo hacer la vista gorda frente al buylling, te lo digo yo por experiencia.

No hay nada más cómodo que hacer la vista gorda frente al buylling

Más allá del racismo, hay algo que no me cuadra. Me cuadraría si fueras el único negro del equipo, pero resulta que de 23 jugadores que hay en la plantilla del Real Madrid, nueve sois negros. Y sí, digo negros y no lo sustituyo por ningún eufemismo porque ser negro no tiene nada de malo, no es ningún tabú. Además, la inmensa mayoría de los negros sois titulares habituales, será porque sois buenos en vuestro trabajo. Yo diría que los insultos hacia ti son algo personal y las vejaciones racistas son lo más socorrido para ellos.

Mensaje de odio con un muñeco de Vinicius colgando del puente: Twitter.

Mensaje de odio con un muñeco de Vinicius colgando del puente: Twitter.

¿Sabes una cosa, querido Vinicius? Que las vejaciones tipo buylling nunca las recibe un mediocre, sino personas inteligentes, diferentes, destacadas. Tú defiendes el escudo del Real Madrid y el club más grande del mundo no te ha contratado por casualidad. Resulta que ya destacabas entre los niños de tu edad, por eso el Real Madrid llamó a tu puerta, pues no te quería dejar escapar. Llegaste muy joven y muy sobrado de talento. Fallaste como todo ser humano, pero a lo largo de todas estas temporadas has demostrado por qué el Bernabéu te quiere tanto. Porque te quiere.

Querido Vinicius, si te fijas bien, son siempre los mediocres quienes hacen buylling a los destacados

Muchas son las alegrías que nos has dado, pero la primera que me viene ahora mismo a la cabeza es el gol de la final de la Champions contra el Liverpool que nos dio la Decimocuarta. Podría haberlo metido otro, pero te tocó a ti. ¿Cómo vamos a olvidar que tú has escrito parte de nuestra gran historia? Ahora nos toca devolverte tantas alegrías que nos has dado en forma de apoyo. Dicen que los amigos están para lo bueno y para lo malo, los incondicionales también. Recuerda que nunca hemos dejado de bailar contigo, pues bailando hemos celebrado tu goles. Recibe todo el calor que necesitas en este momento a través de esta carta.

El madridismo te quiere. Y yo también.

@ravelodeporte

No hay comentarios

Publicar un comentario