España, campeona del Mundo en Sudáfrica 2010: Elegante Sport.

Sudáfrica 2010: Diez años desde que España tocara el cielo

¿Dónde estabas cuando Iker Casillas levantó la ansiada Copa del Mundo?

Isabel Arroyo Sauces

Camiseta conmemorativa del 10º aniversario de Sudáfrica 2010 por delante y por detrás: Ravelo.

Camiseta conmemorativa del 10º aniversario de Sudáfrica 2010 por delante y por detrás: Ravelo.

Parece que fue ayer, pero han pasado ya diez años. España era la selección favorita para ganar el Mundial de Sudáfrica 2010 y no defraudó. Bueno, un susto sí que dio porque comenzó perdiendo ante Suiza, un equipo de los menos fuertes del bombo, pero poco a poco, los hombres de Vicente del Bosque demostraron que el primer partido solo había sido eso: un susto.

España empezó dando un susto contra Suiza, pero a lo largo de la competición demostró que solo había sido eso: un susto

Para compensar aquella primera decepción, la selección española ganó los dos partidos restantes del grupo H: 2-0 contra Honduras y 1-2 contra Chile. Esas serían las dos únicas ocasiones en las que España marcaría más de un gol en 90 minutos, pues el resto de partidos (Portugal en octavos, Paraguay en cuartos y Alemania en semifinales) los ganaría por la mínima.

Desde octavos hasta la final de Sudáfrica 2010, España ganó cada partido por la mínima

Gol de Puyol frente a Alemania en las semifinales de Sudáfrica 2010: Cuatro.

Gol de Puyol frente a Alemania en las semifinales de Sudáfrica 2010: Cuatro.

España nunca había pasado de cuartos en un Mundial, de ahí que fueran tan especiales las semifinales de Sudáfrica 2010. El rival a batir sería Alemania, una selección que jugó con el afán de quitarse la espina de haber recibido dos años atrás el gol de Fernando Torres que le privó de levantar la Eurocopa 2008. La selección alemana fue un rival muy honesto que peleó con todas sus fuerzas hasta el final.

Alemania peleó con todas sus fuerzas en semifinales, pero pudo más el cabezazo de Carles Puyol en el 95′

Los minutos pasaban y el corazón de los aficionados no estaba para muchas prórrogas. España estaba jugando muy bien y se merecía ganar, pero el gol no llegaba. Suerte que en el minuto 95, un cabezazo de Carles Puyol dejó a sus compatriotas más tranquilos y a la vez, más infartados: España jugaría por primera vez en su historia la final de un Mundial de Fútbol.

Gol de Iniesta en la final de Sudáfrica 2010: Reuters.

Gol de Iniesta en la final de Sudáfrica 2010: Reuters.

Si Alemania fue en semifinales el rival honesto, Países Bajos fue en la final de Sudáfrica 2010 todo lo contrario. Su juego se podía resumir en entradas y zancadillas de todos los colores. Aún duele recordar la patada de De Jong a Xabi Alonso en el pecho, la cual merecía tarjeta roja y no la vio.

La patada de De Jong a Xabi Alonso en el pecho, la parada de Casillas a Robben y el gol de Iniesta son los momentos que han quedado en la memoria colectiva de la final de Sudáfrica 2010

El juego sucio de los tulipanes poco podía importar si finalmente eran ellos los que marcaban más goles. Arjen Robben lo intentó y todo apuntaba que lo iba a colar. Sin embargo, nada tenía por qué temer España con un ‘santo’ en la portería que ejecutó una parada con el pie milagrosa. El tiempo pasaba y pasaba hasta consumir los 90 minutos reglamentarios más el tiempo añadido. El 0-0 forzaba la prórroga. Es cierto que con Iker Casillas bajo palos, los españoles estaban más tranquilos en caso de que hubiese que llegar a los penaltis, pero mejor ahorrárselos.

Con Iker Casillas bajo palos, los españoles estaban más tranquilos en caso de que hubiese que llegar a los penaltis, pero mejor ahorrárselos

Minuto 116: Navas se pega un carrerón de campo a campo. En mitad del camino, el sevillano pierde el balón, pero este cae en las botas de Andrés Iniesta, el cual antes de perderlo, da un taconazo a Cesc Fàbregas. De ahí a Fernando Torres, que intenta enlazar con el manchego, pero da en un contrario. Cesc recupera, da un pase a Iniesta y el final ya lo sabe todo el mundo: España, campeona del Mundial de Sudáfrica 2010.

Una lección de unión

España, campeona del Mundo en Sudáfrica 2010: Elegante Sport.

España, campeona del Mundo en Sudáfrica 2010: Elegante Sport.

El destino es caprichoso. De los 23 hombres convocados por Vicente del Bosque, el 30,4% de los jugadores eran catalanes y el 34’8% procedía del Barça. Es cierto que David Villa aún no había jugado ningún partido con la camiseta azulgrana, pero ya tenía el contrato firmado con el club. Para más inri, los tres únicos goleadores de la Roja en Sudáfrica 2010 eran culés (aunque barceloneses, ninguno). Sin embargo, todos ellos pelearon junto al resto de sus compañeros como el que más para ponerle a España una estrella encima de su escudo.

Los jugadores catalanes y culés dieron una lección al nacionalismo catalán y al complejo de inferioridad español

Catalanes y no catalanes, culés, madridistas y de los demás equipos dieron a entender que España es solo una y sabe estar unida en momentos como el de Sudáfrica 2010. Eran tiempos de crisis, pero el fútbol le dio una gran alegría a los españoles y les sacó a flote su patriotismo, dando a entender que siempre hay motivos por los que sentirse orgulloso de los orígenes. Y para orígenes, el origen de esta generación de oro está en el buen ambiente que había en el vestuario, algo esencial para ganar. La unión hace la fuerza.

@ravelodeporte

 

No hay comentarios

Publicar un comentario