Clásico de la Supercopa de España femenina: Ni por la ley de Murphy

Isabel Arroyo Sauces

Puede que el Real Madrid Femenino vaya bien en la Liga F, es decir, dentro de sus posibilidades. Sin embargo, en lo demás no ha dado la talla: ya está fuera de la Champions y el Barcelona lo había goleado en su jornada liguera correspondiente. Aún así, yo seguía viendo probabilidad de que ganase al eterno rival en el clásico de la Supercopa femenina. Y no es que sea ceguera: resulta que soy una de esas incondicionales que, desde el año pasado, ha acompañado al equipo en sus momentos más especiales, véase la Supercopa de España o la Copa de la Reina. Sin embargo, esta vez no podría ver la final porque estaba segura de que me iban a dar acreditación para el Atlético Sanluqueño-Real Madrid Castilla y coincidían las fechas (al final, no voy). A ver si se iba a cumplir la ley de Murphy y, por una vez que no puedo verlas, ganan su primer título de la historia.

El Real Madrid no puede con el Barcelona

Mariona Caldentey en pleno partido: Ravelo.

Mariona Caldentey en pleno partido: Ravelo.

Cuando fui a la final four de la Copa de la Reina, me fui en el cercanías y paré en Zarzaquemada, estación que pilla a unos 10 ó 15 minutos de Butarque. Sin embargo, esta vez le hice caso a Google Maps, que decía que era mejor coger el autobús en Oporto. No me gustó esa opción. Es cierto que deja más cerca del estadio, pero mis piernas aceleran cuando yo quiero mientras que el bus en hora punta… Mirad que salí pronto de casa, pero no pude hacer nada más.

No fue ninguna sorpresa que en el clásico de la Supercopa de España femenina, el Barcelona se llevara el gato al agua

Que en el clásico de la Supercopa de España femenina, el Barça se llevara el gato al agua no fue ninguna sorpresa para nadie. Solamente había que ver cómo perdía el Real Madrid, si cayendo de pie o por goleada. Esta vez tocó la segunda opción. Una vez más, Misa tuvo más trabajo que Feller y las jugadoras de Alberto Toril no fueron capaces de abrir espacios para poder avanzar con el balón hacia la portería contraria. En cuanto al Barcelona, Aitana Bonmatí siempre es temible y si a ello le sumamos sus compañeras más altas y más rápidas… Los goles se los repartieron entre Salma Paralluelo y Mariona Caldentey, que fue finalmente la MVP del partido.

El consuelo no consuelo del Real Madrid Femenino

Cada vez que voy a un partido de fútbol femenino, la mayoría de público que veo son niños. Hay algunos que son muy pequeños y tienen más o menos la misma edad que el Real Madrid Femenino. En el descanso, me encontré con una niña que le preguntaba a su padre por qué el Barcelona siempre le gana al Real Madrid y éste le respondió porque lleva mucho más tiempo jugando. Es entonces cuando yo intervengo para que se consuele la pequeña y le digo: «Chiquita, pero desde que existe el Real Madrid, la gente ve mucho más el fútbol de las mujeres». Por supuesto, el padre me dio la razón. Parece que el que no se consuela es porque no quiere, pero si reflexionamos bien, este «consuelo» es un paso de gigante como una catedral.

@ravelodeporte

No hay comentarios

Publicar un comentario