Carolina Pascual en Barcelona 92 durante el ejercicio de mazas: Agencias.

Carolina Pascual: plata olímpica de cine

La alicantina pasó a la historia por ser la primera gimnasta española de rítmica en lograr una medalla olímpica

Isabel Arroyo Sauces

Carolina Pascual en Barcelona 92 durante el ejercicio de mazas: Agencias.

Carolina Pascual en Barcelona 92 durante el ejercicio de mazas: Agencias.

Grandes gimnastas ha dado la escuela española y las que seguirá dando. Para la historia queda el nombre de Emilia Boneva, seleccionadora nacional de 1982 a 1996 que convertía en oro a cada niña que pasaba por sus manos. Descubrimiento suyo fue Carolina Pascual, una gimnasta que posteriormente sería la encargada de darle a España su primera medalla olímpica en gimnasia rítmica.

Bajo las órdenes de Emilia Boneva han surgido talentos como el primer conjunto español campeón del Mundo o el que fue campeón olímpico en Atlanta 96

La gimnasia rítmica en modalidad individual es disciplina olímpica desde Los Ángeles 84. Allí, Marta Bobo pudo subir al podio si no fuera porque el aire acondicionado le jugó una mala pasada con la cinta dejándola finalmente novena. Ya en Seúl 88, Maisa Lloret quedó quinta con una muy buena actuación. Habría que esperar cuatro años más para ser los anfitriones y colocar a una gimnasta patria en el podio olímpico.

Carolina Pascual en el podio entre las dos soviéticas

Carolina Pascual en el podio de Barcelona 92: Agencias.

Carolina Pascual en el podio de Barcelona 92: Agencias.

Tras la disolución de la URSS, sus antiguas repúblicas socialistas compitieron en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 como Equipo Unificado. Como era de esperar, esta delegación contaba con las gimnastas favoritas para subir al podio, Alexandra Timoshenko y Oksana Skaldina, viéndose obligada a dejar atrás a otra de las mejores gimnastas de la época, la malograda Oksana Kóstina.

Carolina Pascual quedó segunda en Barcelona 92, por detrás de Alexandra Timoshenko y por delante de Oksana Skaldina

A Carolina Pascual le gustaba utilizar bandas sonoras para sus ejercicios. En Barcelona 92, la alicantina eligió Theme from West Side Story, de Leonard Berstein para las mazas y Terminator, de Brad Fiedel para el aro. Lo cierto es que los cuatro ejercicios le salieron de cine, porque los clavó. De esta manera, Carolina Pascual quedó segunda por detrás de Timoshenko y por delante de Skaldina. La otra gran gimnasta española, Carmen Acedo, se tuvo que conformar con la cuarta plaza.

Una plata mundial con himno incluido

Carolina Pascual estaba lesionada poco tiempo antes de que se disputara el Mundial 93, por lo que creía que no iba a llegar. Sin embargo, el campeonato se iba a celebrar en Alicante y eso tira mucho, así que tiró hacia adelante y participó. Allí consiguió la medalla de plata en mazas, superada solo por su compatriota, Carmen Acedo. Como siempre, el himno nacional que suena en el podio va dirigido a quien gana el oro. Sin embargo, Carmen Acedo tuvo el bonito detalle de invitar a su compañera de equipo al escalón más alto y así poderlo escuchar juntas como campeonas que fueron. Es mismo año, Carolina Pascual se retiró para dedicarse a sus estudios.

Sigue siendo de goma a pesar de los años

Carolina Pascual reviviendo su ejercicio de aro de Barcelona 92 en Badajoz a los 40 años: Whiteveil.

Carolina Pascual reviviendo su ejercicio de aro de Barcelona 92 en Badajoz a los 40 años: Whiteveil.

En 2016, se conmemoró el XX aniversario de la medalla de oro del conjunto de gimnasia rítmica en Atlanta 96. Para ello, Badajoz organizó una gala donde reunió a toda una generación de gimnastas españolas que participaron en distintas ediciones de los Juegos Olímpicos y que marcaron una época.

Carolina Pascual levantó al público del asiento después de rememorar su ejercicio de aro en Barcelona 92

Hubo muchísimos momentos muy emocionantes, pero entre ellos destaca la exhibición de Carolina Pascual rememorando su ejercicio de aro en Barcelona 92. En aquel entonces, la alicantina tenía 40 años, pero demostró ante un Palacio de Congresos de Badajoz lleno que aún le quedaba flexibilidad para rato a pesar de la edad. La actuación terminó con toda la sala levantada del asiento aplaudiendo a no poder más.

Años después, Carolina Pascual reconoció estar arrepentida de no haber prolongado su carrera como gimnasta hasta Atlanta 96

En el libro Pinceladas de rítmica, de Montse Martín, Carolina Pascual reconoció arrepentirse de no haber prolongado su carrera como gimnasta hasta Atlanta 96. Además, en una entrevista para El Periódico, confesó: «¡Ojalá pudiera volver atrás y participar en otros Juegos Olímpicos! Yo nací para eso, para la gimnasia, y con muchas ganas me pondría el maillot y me colocaría otra vez en la moqueta». Si eso fuera posible, no le faltarían aplausos.

@ravelodeporte

No hay comentarios

Publicar un comentario